Intolerancia: un niple a las ideas


Desde la publicación del video “Caracas, ciudad de despedidas”, las reacciones generadas en distintos grupos sociales y políticos han desemascarado la intolerancia venezolana. No se respeta la opinión del otro y se insulta si las críticas no son favorables.

Lo que aparentemente son solo burlas a las ya reconocidas frases “al este del este” y “me iría demasiado”, no solo transmiten lo bromista que es el venezolano, sino lo intolerante que se ha vuelto. Traspasando los límites de la ofensa, dependiendo del ámbito desde el cual se critique el video “Caracas, ciudad de despedidas”

Entre los análisis hechos de este video está el de Miguel Ángel Pérez Pirela. El programa Cayendo y corriendo de VTV fue el lugar donde insultos como ridiculos y muchos otros se usaron en contra de los realizadores del mismo, de los argumentos -bien o mal logrados- y de la realidad que los protagonistas viven. No hubo sitio para nada más allá de la política, mencionando una posible vinculación de los realizadores con organizaciones políticas como VotoJoven y VotoActivo, sin tener pruebas o evidencias. (cabe mencionar que a las 5:52pm de ese día, durante el programa, el presentador usó una expresión no apropiada para el horario todo público y no hay denuncias al respecto).

Mientras tanto, en la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela se llevó a cabo un foro con los realizadores del video. Laura Chávez, Javier Pita y Carlos de Santis defendieron su punto de vista del por qué se hizo el material de esa manera, respondieron preguntas y sortearon dificultades como la explosión de un artefacto explosivo en las cercanías del salón donde se realizaba el evento. Previo a dicho incidente, un grupo de jóvenes se burlaron en repetidas ocasiones de los invitados, interrumpiendo sus palabras de apertura y provocando el rechazo de los estudiantes congregados.

Comentarios burlistas, que rozan en los insultos, es lo común y hasta la norma al momento de hablar de este video, ya que apoyar el material hecho por Chávez, Pita y De Santis es tanto o mas parecido como estar en la producción del documental -que no tiene absolutamente nada de malo-, ya que le caerán de igual o peor manera las burlas

El diario El Nacional, en el foro abierto donde se colocó el enlace al video, los lectores colocaron comentarios como estos

Es increíble la mediocridad de estos seres porque decirles jóvenes seria demasiado para ellos, soy escuálida, y no comparto sus ideas estúpidas, sepan que un país que uno verdaderamente ame no lo deja, lucha por lograr sus sueños y mejor las cosas, las luchas se ganan enfrentándolas, esquivarlas es de cobardes. “ dice Maryuri.

MaySanqui escribe: QUE LASTIMA QUE ESTOS JOVENES PIENSEN IRSE DEL PAIS POR UNA ALCANTARILLA TAPADA O POR OTRAS ESTUPIDESES COMO PODER SALIR A LAS 3 DE LA MAÑANA ESO SOLO LO PIENSA QUIEN NO ES SERIO PORQUE PESONA SERIA NO ANDA POR AHI A LAS 3 DE LA MAÑANA HACIENDO QUE??? EN VEZ DE PENSAR EN NUTRIR SU VOCABULARIO Y SU CEREBRO O SU ESPIRITU…QUIEREN IRSE PORQUE TODOS SE VAN ESO NO ES SER AUTENTICO ES QUERER HACER LO QUE LOS OTROS HACEN…VIVEN EN LA LUNA… ATERRICEN QUE CON ESA FALTA DE CEREBRO NO CREO QUE TRIUNFEN NI EN VENEZUELA NI EN CANADA NI EN EUROPA…ESTAN PERDIDOS PRIMERON ENCUENTRENSE Y LUEGO DECIDAN QUE HACER CON SU VIDA.

Javier Pita, en sus palabras finales durante el foro, dijo que muchos criticaban, insultaban, agredían y desacreditaban el trabajo, pero ninguno les había preguntado el por qué se organizaron para hacer el documental, qué habian hecho en su vida para cambiar su situación y la de su entorno, etc. Pita relató que desde que estaba en el liceo “se partió el trasero” para obtener una beca para estudiar en el exterior y que en estos momentos está igualmente “partiendose el trasero” por tener otra ayuda económica para estudiar en Nueva York, no por lujo, sino porque quiere mejorar profesionalmente para regresar y hacer algo por su país cinematográficamente hablando

El periodista Alonso Moleiro escribió en la web (a propósito del documental): El desarrollo del discurso del material en cuestión hace que cualquiera que lo desee termine aterrizando en una única conclusión posible. Una secuencia interminable de equivocaciones y estupideces cometidas como sociedad los tiene a ellos metidos –nos tiene metidos a todos- en el complicadísimo escollo político y social vigente en Venezuela en estos momentos. Son ellos parte constitutiva de una generación que es el resultado directo de una comedia de 25 años de equivocaciones. (…)La tiranía del hampa, el colapso de los servicios, el ahogo a las universidades, el parcelamiento de la ciudad, el encanallamiento de la policía. La existencia de una estado sin instituciones, disfuncional y corrompido. Una realidad hostil e impredecible. Estos muchachos, como todos los venezolanos, pertenecen a una nación que ha dispuesto de abundantes recursos para levantar una sociedad coherente y digna, con un plan de vuelo al cual todos podamos atenernos y un acuerdo básico de convivencia. Pero están entrampados, como estamos todos, en un terrible caos con una endemoniada marcha, que cada día trae una variante nueva. (…) Las voces que escuchamos corresponden al testimonio de un fracaso histórico. La crisis venezolana, la decadencia de nuestra cotidianidad, no comenzó con Hugo Chávez, aunque es obvio que en sus manos se ha agravado terriblemente. Puede que, en virtud de su juventud, los entrevistados se hayan apalancado en algunas licencias imprudentes y no del todo elaboradas políticamente. Eso no nos impide afirmar que han expresado indiscutibles verdades. Y que, en última instancia, como ciudadanos de este país, ellos tienen derecho a decir las cosas como les de la gana sin ser por eso estigmatizados por nadie.

A diferencia de Moleiro, en el diario El Impulso en su versión digital publicó un texto hecho por Alejandro Silva Ortíz, que analiza el contenido del video desde el miedo producido por la crisis social, política y económica que ha existido desde hace varios años en el país.

En efecto, el miedo no nos permite ser libres. Nos nubla la capacidad de decidir con sensatez, haciendo determinar nuestra voluntad de forma impulsiva, pasional. “, escribe Ortíz.

Asímismo ya se han publicado videos de estudiantes de comunicacion social, que como futuros profesionales tratan de explicar qué estuvo mal, en qué fallaron y en qué no. Entre estos fallos esta la carencia de argumentos válidos y fuertes. La gran diferencia entre este y los otros comentarios hechos, en este no hay insultos.

El Ministro Farruco Sesto no se ha quedado atrás al emitir su opinión sobre el documental, considerando que dicho material solo evidencia la emigración de los ricos, que “resulta patética porque no hay razones para ello”. Hasta el Presidente de la República ha usado la frase “me iría demasiado” de forma burlista en una de sus alocuciones en consejo de ministros.

Mientras tanto, en el portal aporrea.com se publicó un artículo que, según ellos, es un análisis hecho por el especialista en comportamiento humano, Erick Rodríguez y el periodista José Duque. Según el artículo “El video fue promocionado por sitios opositores como La Patilla, que intentó usarlo de forma política para tratar de afectar la popularidad del presidente Hugo Chávez ante los comicios del 7 de octubre.

(…) El documental fue grabado en 2011. En la actualidad, Raquel cumplió uno de sus sueños y ya no vive en Venezuela. Reside en Miami y trabaja en el Diario las Américas, periódico fundado en 1953 por el derechista nicaragüense Horacio Aguirre Baca, uno de los responsables de convertir a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en lo que es hoy: una mafia de dueños de la prensa latinoamericana que arremeten contra gobiernos de izquierda, como Cuba, Venezuela y Ecuador. En la actualidad, el periódico es dirigido por su hijo Alejandro Aguirre, quien fue presidente de la SIP hasta el año pasado y continúa en la Junta de Directores de la organización. Raquel no dudó en incorporarse a la plantilla de quienes continúan en esta guerra mediática contra los pueblos latinoamericanos que se emancipan

(…) Algunos se preguntan qué pasaría si Raquel tuviera el poder para hacer realidad sus sueños (hacer de Caracas un Polly Pocket), y se perturban al imaginar la respuesta. ¿Será que aquellos dictadores suramericanos que desaparecían a sus enemigos políticos, arrojándolos desde helicópteros al mar, tenían sueños similares en su juventud? Ojalá sea pura paranoia de nuestra parte”.

De muchas formas se ha reflejado la poca tolerancia que los venezolanos tienen hacia si mismo y los demás, siendo esta la base de muchas de las situaciones de violencia existente en el país. Las cifras no mienten y es que unos 521.000 venezolanos viven solo en el viejo continente, mientras que unos 385mil más emigraron a distintos países de América y unos 15.500 entre Asia y Oceanía. Siendo esta la llamada fuga de cerebros venezolanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s