El teatro de calle capta los sentidos del venezolano


Desde la recuperación y transformación de espacios públicos en la ciudad de Caracas, se ha venido fomentando el teatro de calle con el fin de brindar una mejor calidad de vida al venezolano. Según agrupaciones de teatro, se ha generado un impacto y una buena recepción en los ciudadanos

Image

Karem Pazo.- A solo minutos de comenzar la obra “Hogar Dulce Hogar”, del grupo de teatro Nueva Expresión en el Terminal Urbano Río Tuy del Centro Simón Bolívar, son menos de diez personas las que permanecen ansiosas por disfrutar del acto. El director del evento se mantiene haciendo llamados públicamente a través del micrófono para captar la atención de la gente, quienes transitan de un lado a otro. Algunos dudosos e inquietos se acercan a observar mientras otros continúan su camino.

En medio de colores, luces y música, “Párate Aquí” es el gran slogan que rodea el acto. Todos los miércoles quien transita por el terminal se siente atraído por los elementos que integran la escenografía. Son las cinco de la tarde y con música nacionalista sale en escena un par de personas invitando al público a bailar. Entre risas, zapateo y constante interacción con la gente, cada vez más son los transeúntes que se unen a disfrutar de la obra que refleja jocosamente la realidad del matrimonio. Liceístas, trabajadores, niños y adultos mayores conforman la heterogeneidad del público presente.

Hace un año comenzó Párate Aquí para convertirse en un espacio de identidad, entretenimiento y escape para los usuarios que transitan diariamente el terminal. Con tan solo 30 minutos de duración las personas se toman un tiempo para relajarse y dejar de lado el estrés de la cotidianidad, para desbordarse en sonrisas y aplausos. Son distintas las agrupaciones que se presentan con un formato variado de “poesía, teatro de calle, música, baile, circo y hasta magia que disfrutan desde los niños hasta los adultos mayores”, dice Omar Hernández, asistente de producción de la Coordinación de Gestión Turística del Gobierno de Distrito Capital (GDC). “Estas actividades van dirigidas a todo público y especialmente para los niños de la comunidad”.

La señora Elisa Hernández le gusta el teatro y se mantiene atenta sobre cada evento para asistir a las presentaciones que se realizan en el centro de la ciudad. “Disfruto la tranquilidad, admiro la atención de la gente. Uno se siente como si estuviese en otro país”.  “Estas actividades deberían incrementarse en todas partes, no solo en el municipio Libertador sino en toda la ciudad. Uno se entretiene y se le olvida un poco la rutina del trabajo y del hogar”, comenta una espectadora del teatro de calle, Gina Andrade. Ambas coinciden en que deberían abordarse aspectos de la realidad social que envuelven a la sociedad venezolana como la inseguridad y la violencia.

Image

Desde que el GDC y la Alcaldía de Caracas han recuperado y transformado los espacios públicos para la cultura en la ciudad de Caracas, se realizan actividades para el entretenimiento cultural con el fin de brindar ambientes para la recreación y el fortalecimiento de la identidad caraqueña y venezolana. “Si se está en la casa todo el día uno va un ratico (a las presentaciones de calle), se distrae y se va con ideas en la mente. Es accesible. Es una forma de recreación para mí y mi familia”, agrega Elisa.

“La gente busca los cronogramas para estar al día con las actividades. En cada lugar que se presentan hay mucho público interesado y ansioso de disfrutar de la cultura. Se trata de dar calidad de vida al venezolano y enriquecimiento cultural”, especifica, Laura Mesa, especialista cultural del Instituto de Artes Escénicas y Musicales (IAEM).

Image

“Aprendiendo sobre la marcha”

En julio del año 2011 con la celebración del Bicentenario de la Independencia, se creó el Sistema Nacional de Cultura Popular para promover la creación y la cultura. El Estado está favoreciendo a las agrupaciones teatrales, no solo de teatro de calle, sino a todo aquel que pueda presentarse en espacios abiertos, informa Laura Mesa. “La programación y la difusión del bien cultural, la dignificación al artista nacional y la activación del teatro en todo el país han sido los puntos fundamentales del sistema”.

Según Raquel Bimbo en su tesis de grado “El Teatro de calle como medio de comunicación alternativa”, el investigador y experto en teatro de calle, Orlando Rodríguez, define al mismo como “una actividad que se hace al aire libre, en lugares de tránsito de la gente o donde permanentemente se trasladen a otros lugares para ofrecer un texto que capte el interés de los espectadores”.

Image

La agrupación de teatro Tilingo, con 45 años haciendo teatro en el país, fue desalojado de su sede en el parque Arístides Rojas de Maripérez por el GDC.  Hoy, la agrupación solo se dedica a hacer teatro de calle infantil. “Las mismas ganas de hacer teatro nos ha motivado a continuar para mostrar nuestro trabajo en espacios públicos”, expresa Eduardo Montesinos, miembro estable del grupo Tilingo.

Tilingo siempre ha realizado presentaciones en espacios abiertos pero actualmente se ha propuesto llegar a las comunidades más pequeñas, según productora de la agrupación Tilingo, Judith Contreras. “La experiencia ha sido difícil porque la gente no está acostumbrada y estamos aprendiendo sobre la marcha. Cada comunidad tiene sus propias exigencias”.

En las plazas, las vías de tránsito o mercados son los espacios no convencionales que suele presentarse Tilingo para generar interacción con el público espectador y transmitir un mensaje e inquietud de la sociedad que alcance un mayor interés.

“Buscamos llevar un mensaje que enaltezca siempre los valores que nos hagan mejores ciudadanos como el respeto, la tolerancia, la amistad. A la gente le gusta estas actividades y siento que hay una sed (por el público) de disfrutar de ello por ejemplo en este tipo de lugares que son muy visitados (El cementerio). Es necesario fomentar el teatro de calle, hacer mayor publicidad y enseñar a la gente a cómo debe comportarse”.

Hace tres meses “Arto de Caracas” promovió creativamente las normas del buen ciudadano en las unidades de transporte TransChacao del municipio Chacao con la finalidad de: “irrumpir y transformar la realidad. Sensibilizar a través de la inclusión. Meterte en la cotidianidad de las personas para que estas volteen a ver y se concienticen ante una situación o un problema determinado”, explica Arnoldo Maal, director del grupo.

Image

 “El público es súper receptivo en lo que se refiere al teatro de calle, queda sorprendido y por lo general muy a gusto, pero siempre hay un choque primero porque es algo diferente además de que se promueve la reflexión”.

La principal característica del teatro de calle es el entorno. “Existen factores como el ruido, los autobuses y las dimensiones de la arquitectura. En la calle pasan muchas cosas que no se controlan y hay que tenerlo en cuenta al momento de hacer teatro de calle para incluirlo en la misma dramaturgia que se está haciendo. Eso obliga a eliminar la cuarta pared (interactuar con el público) y reconocer el lugar donde se está, aunque se esté interpretando un personaje”.

El grupo Arto de Caracas persigue en cada uno de sus eventos al aire libre: “Plasmar el ser y estar. Identificar por qué el ser humano está aquí, qué está haciendo, cuál es su función. El teatro de calle es la mejor manera de llegarles a las personas con un mensaje. Hacer artes escénicas en la calle siempre va a civilizar y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.

“El teatro de calle tiene un sentido” 

Actualmente el IAEM invierte en proyectos de teatro en la calle, obras que puedan ser presentados tanto en espacios públicos como en lugares cerrados, sea en una sala de teatro o escuelas. Mesa establece diferencias entre el teatro de calle y el teatro en la calle: “El teatro de calle es muy costoso y requiere de una estructura técnica y como se busca la multiplicación de la promoción cultural solo se está haciendo teatro en espacios de calle”.

Sin embargo, Carlos Herrera, profesor y especialista del teatro de la Universidad Experimental de las Artes (UNEARTES) resalta que el elemento técnico no es tan importante como la dramaturgia. “Lo técnico ayuda pero no debe sobre imponerse en el espectáculo porque es el actor con el texto en un espacio específico. La improvisación también es propia del teatro de calle, donde deben tomarse en cuenta los factores de la calle como el ruido y el paso de la gente de un lado a otro que debe manejarse con creatividad. El actor debe estar preparado”.

El teatro de calle puede estar identificado por lo ideológico y lo político, pero “no debe ser el componente principal porque se suprimen los elementos de diversión”, asegura. El fin es hacer entretener y que la gente se lleve un mensaje o una reflexión en su mente, sin ser los factores técnicos la relevancia de la puesta en escena. “La creatividad es esencial  y siempre va a depender del tema que se quiera tratar”.

Image

Debería incrementarse en el país el “teatro político, por las circunstancias ideológicas que estamos viviendo, teatro popular, teatro de calle, temas de cargas reflexivas de crítica social porque son procesos que está viviendo la sociedad venezolana latinoamericana, donde puedo llegar a un mayor número de personas sin las ataduras del teatro convencional. En la calle, el que pasa se queda”.

Los temas que generalmente se evidencian en las obras son propios de los grupos de teatro. “No existen ningún tipo de lineamientos. Ellos hacen sus propuestas. En algunas instituciones depende de los ciclos de programación para variar o diversificar público, pero normalmente siempre es abierta la elección del tema”, aclara Mesa.

El profesor Hernández considera: “la idea es aportar un tema que identifique al espectador pero teniendo en cuenta que el manejo de determinados temas conllevan a un problema de  denuncia”. El fin es transmitir un mensaje que “transforme la conciencia del receptor, es decir el público, para que un mayor número de personas, como además es gratuito, puedan reflexionar de una manera crítica y hacer que ellos puedan intervenir en su cotidianidad”.

El propósito siempre será “divertir y hacer reflexionar al receptor”. Aunque, Hernández asegura que hoy en día el teatro de calle presenta debilidades que necesitan perfeccionarse como “el desarrollo dramatúrgico, la formación actoral, la capacidad de producción, la promoción y publicidad, el desarraigo del lugar donde están y darnos a conocer en otros espacios”.

El impulso de las actividades culturales y recreativas en la ciudad ha ido en aumento y en respuesta a las necesidades de entretenimiento del ciudadano que disfruta de los espacios públicos. Pese a que no existe una cultura ciudadana frente al fenómeno ha habido mucha recepción y aceptación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s